31 de mayo de 2014

La maldición del Perla Negra: se hundió de verdad


La saga del Perla Negra, el barco que hizo famoso el pirata Jack Sparrow (Johnny Depp), concluyó fuera de los sets cinematográficos. El fin de semana pasado, en aguas de las Antillas y circunstancias extrañas, The Big Unicorn -una nave de setenta años- se fue a pique cuando navegaba frente a la costa de San Vicente de las Granadinas, una isla al norte de Venezuela, rumbo a Santa Lucía para ser reparado. En el momento del hundimiento, en el barco viajaban el capitán y nueve miembros de la tripulación, todos rescatados. Era nada más, ni nada menos, que el barco que se utilizaba como el Perla Negra en la saga cinematográfica.

El buque -de más de 45 metros de eslora- fue construido en Finlandia en 1948 para el transporte de carga hasta la década de los setenta y navegó principalmente en aguas del Caribe. En las últimas décadas se utilizaba como una atracción turística para visitas y cruceros. También solía estar atracado en Rodney Bay, Santa Lucía, donde funcionaba como bar y restaurante. Mientras tato se fueron filmando las cuatro primeras películas de la serie fílmica: "La maldición del Perla Negra" (2003), "Piratas del Caribe: El cofre del hombre muerto" (2006), "Piratas del Caribe: En el fin del mundo" (2007), "Piratas del Caribe: En mareas misteriosas" (2011).

En tanto, la saga prepara ya su quinta entrega, que llegará a los cines en 2016 con el título "Dead men tell no tales" ( "Los hombres muertos no cuentan cuentos") y estará dirigida por Joachim Ronning y Espen Sandberg, dúo de cineastas noruegos que estuvieron nominados al Oscar a la mejor película extranjera con Kon-Tiki. El rodaje, con Johnny Depp retomando su papel del capitán Jack Sparrow, arrancará en Puerto Rico y Nueva Orleans a finales de año. Pero, de acuerdo a lo señalado, ya no tendrán el Perla Negra.